viernes, 31 de diciembre de 2010

La lista de las 141 cosas que me hicieron feliz en 2010.

La madre de Jagoba me invitó a unas copas de champán en su casa después de las uvas.
Asier me invitó a los churros de Año Nuevo.
Los ratos de descanso de estudio cuando veía series por la mañana.
El momento antes de un examen, cuando ya no hay vuelta atrás y es como si te hubieras montado en una montaña rusa.
Platero y yo.
La clase sobre lenguas de signos de lingüística.
El aprobado en inglés y en lingüística.
Los grandes viernes a las seis de la tarde.
Marta.
Aquella cena para celebrar el cumpleaños de Jagoba donde todos nos fuimos a casa con una felicitación de cumpleaños escrita en una servilleta.
Las risas de los sábados a las cuatro de la mañana.
El Internado.
Leer sentada en un banco en la calle. 
Vidas contadas, Up, La lista de Schidler, Avatar y La vida es bella.
Carnavales y nuestros disfraces de Grease.
Las misas de niños los domingos por la mañana con pocas horas dormidas.
Las ronqueras.
Inmortales, de Marvin.
Cantar y correr bajo la lluvia.
Las reuniones y oraciones con el grupo.
Logroño, Olaya, Xabi, Esther.
La cuaresma, domingo de Ramos y la pascua.
Los amaneceres que vi desde el autobús y los que no vi por quedarme dormida o por tener grandes conversaciones durante horas.
La Tierra Baldía, de Eliot.
Hispanic's Team en la cafetería de la uni.
Las puertas abiertas de la Facultad de Letras.
Duende.
Los abrazos de Lore y sus mensajes en cada momento importante.
Los buenos ratos en familia.
Goiz diciéndome que se casaba.
Subir al monte con un gorro verde en la cabeza.
Portugal. Juanda, Mario, Chuchi y sus darbukas.
Valladolid con un cursillo de monitor.
Gertrudis Gómez de Avellaneda y toda la bibliografía que se escribió sobre ella.
Maldita Nerea en concierto, echamos a volar.
El dinosaurio cuellilargo que se veía desde casa de Asier.
Las vistas desde el balcón de Asier.
Donosti. Ane. Mikel. Irene. Amanda.
Menesianos en el autobús a Vitoria.
Mi alfombra rosa y blanca y mi habitación de color azul.
25 aniversario de Astibiltokia y Gazte Alai.
Diego.
Por eso, de Maldita Nerea.
Los arco-iris.
La gala de Marta.
Conocer de vista a la gente en el metro.
Fin de curso.
Las cenas en el donegal, las cervezas de después.
Las tardes estudiando en el Aula Joven y riéndonos en voz baja.
Corazón de tango, de Doctor Deseo.
Las tres mil juergas que nos hemos corrido.
Las noches que llovía y he dormido con la ventana abierta.
Porque esto es África.
Betagarri y La Oreja de Van Gogh en concierto.
El Principito.
Los consejos de Txentxo.
La convivencia de Sopuerta y la de Cestona.
La Guía lloviendo y cantando que Tengo un novio chiquitín que se llama Nicolás...
Los partidos de fútbol y la final de la Copa del Mundo.
Los madrileños en la Fragata.
Edu.
Tocar la guitarra en la calle.
Fiestas de Santurce y de Portu.
Las caricias.
La sopa de la abuela.
Los trabajos para los que me llamaron sin buscarlos. En uno trabajé, en el otro no hubo suerte, pero no importó.
El día de padres en Santo Domingo.
Camino de Santiago, porque julio era cuándo, Galicia era dónde.
La llegada a Monte del Gozo acompañada.
Laura.
Soria.
Cómo conoci a vuestra madre.
Las grandísimas fiestas de Bilbao. Marijaia.
Maialen.
El anuncio de aquarius que hace que se me caigan las lágrimas.
San Juan de Gaztelugatxe.
La Familia Menesiana.
Castro.
Portugalete.
Bilbao.
Santurtzi.
El Escondite.
El Peinte de los Vientos.
Vitoria nevada y en primavera.
Humanes de Madrid.
Neila.
Salamanca.
El Donegal.
Sarria.
Portomarín.
Palas de Rei, ¿seguirán mis gafas allí?
Arca.
Orduña.
La playa de La Arena.
Fátima.
19.
Pintar el cartel de la despedida de Iñigo y Goiz con Marta.
La boda de Iñigo y Goiz.
Zuriñe.
Repartir libros en el cole.
Pocoyó.
La tau.
Mi camiseta de color azul Mola Estar.
Las sonrisas.
Las reuniones con los chavales.
3x3 Bilbao.
El euskaltegi, sí, yo tampoco me puedo creer que tenga que incluirlo en esta lista.
El juego del manicomio en la convivencia de Zuaza.
Las clases de italiano, literatura hispanoamericana y metodología.
Ver nevar en octubre y darme el último baño del verano en noviembre.
Dejar a los niños coger nieve del coche y entrar a la tienda para decirle que nos han dado mal las vueltas.
El color verde de la hierba cuando pega con el color azul del cielo.
El regalo más grande, de Amaia Montero y Tiziano Ferro.
La pegatina de una rana que me regaló Mario para poner en la guitarra.
Comer sandía como un lemur.
Estrenar botas nuevas.
Escribirle la carta a los Reyes Magos.
Que en italiano me hayan puesto La vita è bella.
El regalo de mi Amigo Invisible.
Los abrazos.
Militrintxi.
Teresa.
Jakob.
Saber cuáles son mis prioridades y lo que jamás me perdonaría. Y a pesar de todo, aprobar exámenes.
Los almuerzos entre clases. Los cruasanes de Ane.
La sudadera blanca de Edu.
Pasajes de San Juan en Guipúzcoa.
Juan María y la kermesse de Berrio.
Haber podido arreglar las cosas con Klau y Sergio.
La principal de mi tuenti.
Los moratones que salen después de haber jugado a fútbol.
Los ancianos del Encuentro Intergeneracional.
La Torre Eiffel que Ane me trajo de París.
El embarazo de Laura.
Los helados compartidos.
La lista de cosas que voy a hacer con Edu porque tenemos todo el tiempo del mundo de aquí a que nos muramos.
La tarjeta que me regaló Sandra al final del Camino de Santiago.
Mi cuadrilla.
Mi fábrica de sonrisas.
Que todo no quepa en esta lista.
Saber que tengo otro año por delante para hacerlo igual de genial que este anterior.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Para mañana...


quiero que el 31 de Diciembre a las 23:59 me llegue un mensaje que diga: Quiero un 2011 contigo (L)




¿Por qué todos queréis que os manden eso si es una puta gilipollez? A ver, ¿qué más da que te digan eso?, si en la mayoria de lo casos no es verdad. ¿Hace falta que os lo demuestren por un sms? Vamos, lo normal es que te lo demuestren todos los días, no solo porque te manden un mensaje diciendo: Quiero un 2011 contigo, vaya a significar que ya os quieran y os vayan a querer todo el año. 

El amor no se demuestra por palabras, si no por el comportamiento, por lo que se hace, no por lo que se dice.

Perfectamente os puedo decir: ¡Os quiero! a todo el mundo. Y quedo de puta madre, pero no es verdad, son solo palabras.

A ver, que no, que eso no se demuestra en un día, que hay que demostrarlo los trescientos sesenta y cinco días del año y no solo por palabras.

Alguno piensa que soy una insensible a la que no le gusta decir ni escuchar que la quieren. No es eso. Sé perfectamente con quién quiero pasar yo el 2011 y con quién no. Y no veo la necesidad de decírselo a los demás, hay gente que ya sabe de sobra que, si fuera de escribir este tipo de mensajes, recibiría uno, pero el 31 de diciembre a esa hora y a cada minuto que pasa.

Pero no quiero un mensaje así el treinta y uno de diciembre. No necesito que me digan te quiero todos los días. Solo necesito que me lo demuestren. 

Y tengo claro qué es más difícil.

Y no mirar atrás para encontrar las cosas que nos hicieron cambiar, pero así no sería yo.



miércoles, 29 de diciembre de 2010

2010, tú antes molabas

Cuando no sabía lo que te traías entre manos y me quedaban trescientos sesenta y cinco días - doce meses - por delante para darlo todo y luchar porque fueras memorable.

Hoy, lo eres. Por lo bueno y por lo malo. Has sido lo que prometiste, un regalo. No te puedo poner un 10, porque entonces mis esperanzas de que haya un año mejor serían nulas. Te puntúo con un sobresaliente alto, que no es lo mismo que perfecto ni que mejorable. 

Así que puedes irte, con orgullo, al cajón de los recuerdos. Te lo has merecido.

(¿Sabes lo mejor de todo, 2010? Que, a pesar de que esto suena a despedida, sé que hasta el minuto cincuenta y nueve de la hora veintitrés del treinta y uno de diciembre... no vas a dejar de sorprenderme).

martes, 28 de diciembre de 2010

Día de los Santos Inocentes





Solo espero que donde he quedado hoy haya alguien y no un muñequito blanco donde ponga ¡INOCENTE!

lunes, 27 de diciembre de 2010

A pesar de todo, eres un grande.

A mi padre no le hizo gracia verte rodearme la cintura, para él siempre seré la niña de sus ojos. Tú ya no lo eres tanto de los míos. Eres exactamente igual que el resto de la gente, tienes más enfermedades que los demás - las mismas que mi hermana - y el pelo rizado, además de energía por todo el cuerpo. Pero eres especial y lo seguirás siendo, aunque solo compartamos un día y un abrazo cada varios meses.

Dejé de pensar en ti cuando descubrí que eso me hacía daño. Me costó, pero al final he aprendido a disfrutar de ti solo cuando estás. Cuando no estás, mi cerebro no piensa tanto en ti como antes.



Lo que no te mata, te hace más fuerte. 
No me mataste, 
por poco, 
pero resucité
que es lo importante :)

sábado, 25 de diciembre de 2010

Una chica con duende.

Federico García Lorca era duende derrochador, la alegría centrifugada que recorría en su seno e irradiaba como planeta la felicidad de vivir. Ingenuo y comediante, cósmico y provinciano, músico singular, espléndido mimo, espantizado y supersticioso, radiante y gentil.

Pablo Neruda.

29.

No subió nadie a casa. 
Quiza la gente no sabe lo que significa
una vela en la ventana.
Yo, por si acaso, 
la seguiré poniendo año tras año.

FELIZ NAVIDAD

viernes, 24 de diciembre de 2010

Qué es Navidad, ¿y tú me lo preguntas?

http://funversion.universia.es/curiosidades/sorprendente/tradiciones_navidenas.jsp
http://www.flickr.com/photos/detxu9one
La gran mayoría de los irlandeses son católicos, por eso las tradiciones navideñas del país están muy influidas por esta confesión. Una de las tradiciones más singulares de la decoración navideña en Irlanda son las velas. Se coloca una gran vela blanca en la entrada de la casa o en alguna ventana. Esta vela la enciende el más pequeño de la casa el día de Nochebuena, un símbolo para dar la bienvenida a la Sagrada Familia y sólo podrá ser apagada por una niña o una mujer llamada María.



Cuando a mi me contaron esta tradición, decían que era para expresar que esa casa estaba abierta a todo el que lo necesitase. Ya tengo vela para este año. Espero que no llueva en toda la noche y pueda levantarme y verla consumida.

No es obligatorio ser feliz en Navidad.
Pero a mí me sale solo.
:)

jueves, 23 de diciembre de 2010

Para que

todos los días sean Navidad
para que cada deseo se haga realidad
para que el mundo sonría al despertar
para que se abra la puerta y no se cierre más

Para que el cielo se vista de color en Navidad
para que lluevan semillas del amor en Navidad
para que alfombres los campos con tu olor en Navidad
para que cantes con más de una canción

Eso de

Arre borriquito, arre burro arre
arre borriquito que llegamos tarde
arre borriquito vamos a Belén
que mañana es fiesta y al otro también

Para que llenes de luz la oscuridad... en navidad
para que nunca te canses de volar en navidad
para que el día te enseñe la verdad en navidad
para que el viento te silbe al caminar eso de

Campana sobre campana, y sobre campana una
asómate a la ventana, verás al niño en la cuna

Para que siembres cosechas de ilusión en navidad
para que todo sea un solo corazón en navidad
para que el frío se llene de calor en navidad
para que no me equivoque de canción

Dime el niño de quién eres todo vestidito de blanco
dime el niño de quién eres todo vestidito de blanco en Navidad

Para que llenes de luz la oscuridad en Navidad
para que nunca te canses de volar en Navidad
para que el día te enseñe la verdad en Navidad
para que se abra la puerta y no se cierre más

en Navidad, en Navidad, en Navidad

Navidad, Navidad, dulce Navidad
la alegría de este día hay que celebrar.



Creo que podría pasar una Navidad sin tanta comida
pero creo que no podría pasarla sin esta canción.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

28.

Nuestra huella dactilar queda marcada en cada persona que tocamos.

Remember me

martes, 21 de diciembre de 2010

27.

Y qué cuesta arriba se hace. Porque en este camino, cada paso lo tengo que dar yo solo. Nadie puede caminar por mi, y si alguien lo hiciera, ya no tendría sentido dar un solo paso más.



No estoy concienciada de que dentro de tres días se celebra el cumpleaños de una persona importante,
de esa persona por la que he conocido a la gente más importante de mi vida,
de esa persona por la que me junto a veces con gente de otros sitios,
de esa persona por la que me voy de campamento verano tras verano,
de esa persona que inspiró a Juanma,
de esa persona gracias a la cual,
hoy soy como soy.
Qué fuerte.

Que nazcas y cambies, 
para bien o para mal,
la historia de la humanidad,
y más concretamente,
mi historia.

lunes, 20 de diciembre de 2010

RAE, no me apetece criticarte más.

Ni siquiera si quitas la tilde a Sofía. Me da igual, sinceramente. Hoy creo que he tenido la mejor clase de gramática histórica de todo el curso. 

Las lenguas están para comunicarnos. ¿Qué más da si alguien enseña español ceceando o seseando? Entiendo vuestras razones, aunque no sé por qué creéis que tiene que enseñarse vuestro castellano. Si debería enseñarse el de la capital, como dice Asier, todos deberíamos hablar diciendo Ejke, como los madrileños, ¿no? 

De todas formas, no es tan importante si quitan o no las tildes a las palabras. No, de verdad, no importa. Quizá esto sea demagogia, pero os lo voy a decir. Sacad el reloj. 

Uno.

Dos. 

Tres. 

Cada tres segundos, se muere un niño de hambre en el mundo.




Hay cosas más importantes en la vida.

domingo, 19 de diciembre de 2010

No tengo miedo, he decidido ser feliz.

No perderé ni un día más en lamentarme o en sentarme a descansar.

He renacido para todo, tengo ganas de vivir.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Quiero ser la minoridad.

Nunca me ha dado por mirar hacia atrás y saber qué momentos de mi vida la hicieron cambiar. Tengo alguna que otra idea de qué decisiones la trastocaron por completo. Incluso podría nombrar unas cuantas personas. Una de esas personas es la que me hizo tener ganas de ir a Alemania la primera vez que viajé allí, la que me grabó la discografía de Green Day. Jamás fuimos al concierto que el grupo californiano dio en Madrid porque por entonces tenía catorce años. La última vez que vinieron yo tenía diecisiete, pero la relación con esa persona no era lo mismo. 

Dicen que a la tercera va la vencida. ¡A ver si es verdad!

Wake me up when december ends.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Crisis

crisis.
(Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).
1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.

2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.

3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.
6. f. Escasez, carestía.
7. f. Situación dificultosa o complicada.


La RAE (otro día hablaré de cómo la has cagado, compañera, ahora me vas a decir a mí que porque haya un diptongo ortográfico las palabras no llevan tilde... Gracias a Dios que Sofía lleva acento en la I y no en la A, que sino me iba a oír a mí la RAE y todo el ministerio de cultura de este país de la pandereta), pues eso, la RAE me ha dado el significado que yo venía buscando de la palabra crisis. No vengo a hablar de la crisis ni de los presuntos brotes verdes - en Vitoria de aquí a unos días solo va a haber nieve, el verde desaparecerá... - sino de un comentario que me ha hecho hoy una persona a la que ella misma se autodenomina "Mi acompañante".

Está en crisis.

Eso ha dicho. Tiene gracia, porque no me considero en crisis. Crisis no en el sentido negativo de la palabra. Crisis es mutación, es cambio. No creo que esté en un momento de cambio. Podría denominarlo de muchas otras maneras, pero ¿de cambio? No creo que no. Por un momento he pensado Mi vida no puede cambiar más. 

Eink. 

Error.
Cuando crees que es imposible, va la vida y te sorprende. Y yo tengo paciencia con la vida. Vida, aquí te espero. Yo me dejo sorprender.

jueves, 16 de diciembre de 2010

I'm just an illusion

A veces no necesitas mucho. La mochila. El saco. Las ganas. La hiperactividad, aunque esa la he perdido, ¿alguien la ha visto?



Tu hogar está donde tú estás.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Listas.

Me he encontrado La Lista de Cosas que me gustaban al acabar el 2009. La hice pensando en todo lo que había pasado durante el año. Supongo que en el 2010 tocará algo parecido. Por ahora, da gusto volver la mirada a hace un año y recordar las cosas que viví. Y entonces no era consciente de todo lo que el 2010 me iba a regalar.

Así que de momento...

Me gustan los principios de año. 

Me gusta haber dejado atrás las cosas malas del pasado. 

Me gusta Alemania y los rudos y altos. Me encantan los campos de concentración. Me gusta El Niño con el Pijama de Rayas. Me gustan las galas y las noches posteriores. Me gusta que ya no duela. Me gusta sentir cosas que nunca he sentido, y que a veces no se pueden explicar.
 
Me gusta el verano. 

Me gusta despedirme de la gente sentándome en sus piernas y juntando mi cara contra la de ellos.
 
Valladolid se quedó en mi corazón para siempre, con todo su calor y sus siestas, las comidas, las risas y todo lo que aprendí. Me gusta Santo Domingo y sus reencuentros.
 
Me gusta ver las estrellas por la noche sabiendo que al día siguiente habrá despedidas de nuevo. Pero sin saber que habrá batalla de jarras de agua.
 
Me gusta darme cuenta de que lo duro de la uni - empezar - ya ha pasado. Los exámenes no serán tan malos comparado con lo que ya he pasado.
 
Me gustan mis amigos y los secretos que compartimos en un bar concreto delante de los cubatas de siempre. Me gustan esas personas que están ahí y que no se las puede definir con una etiqueta concreta, pero ¿para qué? Para nada...
 
Me gusta que mis padres hayan comprendido que soy mayor de edad. Me gustan mi hermana y sus amigas. Me gusta mi abuela, y mi tía. Me gusta mi abuelo, la prima Mª Ángeles y la Tía Agripina, aunque nos hagan llorar un poquito en Navidades. Me gusta mi vestido para Nochevieja.
 
Me gustan las llamadas perdidas porque sí, me gustan las llamadas, me gustan los besos gordos y los mensajes de cumpleaños. Me gustan los mensajes privados al tuenti. Me gusta dormir en el autobús a Vitoria. Me gusta Vitoria.
 
Me gusta mi grupo.

Me gusta mi cuadrilla. A veces.
 
Me gusta escribir. Me gusta emocionar a la gente con lo que escribo. Me gusta leer y acabarme los libros, con esa sensación de plenitud cuando se acaban.
 
Me gustan los abrazos. No sé si lo he dicho, pero me gusta repetirme.
 
Me gusta Machado. Y Platero. Y El Principito.
 
Me gustó el 2005. Al 2006 le tuve un poco más de tirria. El 2007 empezó a mejorar cuando entré en Bachillerato, pero todos tenemos un año malo. Me encantó el Camino de Santiago en el 2008, pero me gustaría volver a repetirlo en 2010 (¡me gustan los años Xacobeo!). Me gustó el 2009.

Pero no volvería a vivirlo. ¡Que ya me lo sé! :)

martes, 14 de diciembre de 2010

26.

Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor,



pero la violencia se practica a plena luz del día

lunes, 13 de diciembre de 2010

25.

Probablemente yo jamás encuentre el camino,
pero me sobran las ganas de volar.






Me encanta esta canción. Porque habla de caminos, de hacer las cosas lentamente, con tranquilidad, que pasen cuando tengan que pasar. Como una tortuga, que recorre el camino sin prisa, disfrutando de cada paso que da. 

Y es que andábamos tan perdidos que no podíamos ver la alegría que se lleva el miedo, los buenos ratos,

el sol de enero...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Voy buscando en la basura unos labios que me digan

Esta noche quédate.

Era previsible que esta tarde iba a ser lo mejor del fin de semana. Y no ha sido nada especial lo que hemos hecho, reunirnos, juntarnos, hablar de varios dilemas... La historia de un hombre que roba una farmacia para salvar a su mujer, un amigo policía le ve y le denuncia. Le llevan a un juzgado y le condenan. Pero es un héroe. También a Jesús le condenaron y tenían motivos para ello.

Y por eso estamos nosotros hoy aquí.

No, no hemos hecho nada diferente. Pero no puedo negar que lo mejor de todo el fin de semana ha sido tu abrazo y tu beso, Ojazos, sin que nadie estuviera allí para verlo, para criticarlo.

Es curioso cómo te sientas al lado de alguien durante una cena sin saber lo importante que acabará siendo para ti. Tú lo eres. ¿Cuándo nos vamos a volver a ver? Yo qué sé, Ojazos, yo qué sé... No importa si nos vemos mucho o poco. Sigues siendo tú y todo lo que eso significa. Y con saber que estás ahí, me vale.

A ver si dejo de pensar en poderes paranormales de heroína de comic.

- Vale... Quizá esto te suene raro. Sobretodo porque me acabas de salvar la vida y esas cosas, y estamos sentados en un tejado con los pies colgando a varios metros del suelo - quizá después de esto quieras tirarme hacia abajo.



Él le apartó el pelo de la cara, sin decir nada. La luz de las farolas le iluminaba los ojos castaños. Ella los entrecerró.

- Yo... te conozco, ¿verdad? No es la primera vez que te veo.
- Es la primera vez que nos vemos.
- No, no me refiero a eso - ella alzó la mano instintivamente para acariciarle la mejilla, pero se detuvo - Tus ojos. He visto esos ojos en otra parte. Tengo razón, ¿no?

Él no pudo evitar esbozar una sonrisa.

- ¿Así les entras a todos los superhéroes para ligar con ellos?

sábado, 11 de diciembre de 2010

24.

Hay cosas que me ponen dolor de cabeza. Aún así, la fórmula mágica es una y siempre será solamente una. Quizá te piensas que soy un poco drogadicta, de las que se meten los chutes de aspirina como si fuesen agua. Hombre, si estudio filología hispánica alguna rareza debo tener. 

Pero no, no van por ahí los tiros.

Cuando ves que la situación te supera, tanto como para provocarte dolores de cabeza, hay pocas cosas que puedes hacer. Te puedes suicidar, pero te salga mal o bien, no es la mejor solución - aunque suicidarte desde la Torre Eiffel puede llegar a ser interesante. Otra opción es la resignación, ala, sentémonos en el sofá a ver cómo se solucionan las cosas.

La otra, y la que más me gusta porque soy incapaz de estarme quieta, es empezar a andar. 

Caminar+Fórmula DS.

¿Te sorprendo?


viernes, 10 de diciembre de 2010

Puedo vivir de una alegría.

Pagué mis deudas con canciones y mis errores con despedidas.
El corazón me pide vacaciones.

Dice que no aguanta más mentiras.



Viernes, tú antes molabas...

jueves, 9 de diciembre de 2010

Donosti, cuánto mina has hecho al mundo 2.0

- ¿Y por qué te vas tan pronto?

Siempre que nos despedimos, dice mi hermana, nos quedamos demasiado tiempo juntos.

- Porque es lo que toca.
- Mira. La llevo siempre en el pantalón. Antes la llevaba colgada, pero se me caía, y no quiero perderla. Cuando me encuentro mal, la cojo, la miro. Me da suerte. Y entonces me acuerdo de ti.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

What if I say I am not like the others.

Hace poquito más de un año, me encontré con Mario.

Conocí a Mario a la vez que a JuanDa. No, miento, a Mario le conocí un poco antes. Minutos antes. Mario dormía en la habitación de al lado y no le había visto en mi vida. Me sorprendió cómo era, la fuerza con la que golpeaba su tambor, su amor por AnaAna y Mario han nacido para estar juntos.

Aquel fin de semana que le conocí, Mario ya cambió mi vida. Me dijo que cuando algo mal en tu vida, tienes que cogerlo por los cuernos y a tope con ello. Poco después, cenábamos en Elorrio bajo una tormenta de nieve impresionante. Yo fui al baño, él hablaba con Ana fuera. Y me dijo Eh. Está nevando. Fue entonces cuando me di cuenta de lo especial que era este chico.


Después me llevé la alegría de mi vida cuando vi que iba a Portugal. Fue un apoyo. Fue una de conversaciones geniales desde la primera noche. ¿Te acuerdas de la pedazo de cena? Yo nunca la he llamado Sofía. Ese abrazo que me levantó del suelo. Y otro fin de semana compartido hace poco.

Porque tú, Mario, has sido desde el primer día alguien especial, alguien que se merece que le admiren. Eres sencillez, humildad, siempre en segundo plano, siempre queriendo ayudar, siempre pidiendo por los demás, eres la sonrisa continua y, por encima de todas las cosas, no eres pequeño, sino muy muy muy grande.



Todos somos hermanos sí, pero unos siempre se sienten más adentro. Que yo sea de Bilbao y tú de Donosti, que nuestras madres no sean las mismas y tampoco nuestros padres, que te vea una vez cada mil días... Eso da igual. Eres mi hermano.

martes, 7 de diciembre de 2010

lunes, 6 de diciembre de 2010

(L)

Nadie cree en ello hasta que no lo toca con la punta de los dedos, y a veces ni eso. Lo que más hace llorar, de lo que más se ha escrito, por lo que la gente comete las más grandes - y mejores - locuras. Todo el mundo lo busca con desesperación, cuando lo encuentras no estás seguro de si es eso de verdad.

Quiero este texto el día de mi boda.

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no es jactancioso, no se engríe; es decoroso; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.

El amor no acaba nunca.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Soy lo que soy, eta kitto.

Siempre tiene que haber alguien que, aunque los planes nunca salgan, se moleste en soñar que se pueden llevar a cabo. A fuerza de hacer pensar y proponer, alguno saldrá adelante. Es estadística pura y dura. Y por estadística a algunos más que a otros nos toca ser unos soñadores y unos olvidadizos. Nos olvidamos de que la última vez nuestros sueños no salieron adelante y por ello seguimos soñando.



Estamos tontos y además no vamos a ningún lado.

sábado, 4 de diciembre de 2010

23.

A veces lo que buscas está tan cerca,
que te cuesta verlo.



Papapapapapapararararara...

viernes, 3 de diciembre de 2010

Elurra egiten ari da.

Esta mañana cuando llegaba en autobús a la uni veía caer los copos a través del cristal y me acordaba de que en el último puente también vi nevar. Nieve de octubre, aún más sorprendente que la nieve de noviembre. Los que sí se sorprendieron fueron los niños cuando nos vieron aparecer con el coche lleno de nieve de octubre. Hicieron lo previsible. Dejaron sus juegos y se quedaron mirando aquella cosa blanca y blandita que en esos pueblos perdidos de la mano de Dios ven mucho más que yo en Bilbao. Quizá se miraran unos a otros, no llegué a darme cuenta de tanto. Se acercaron hacia nosotros. Intercambio de miradas. Qué salaos que eran, madre mía. Una de sus madres les echó la bronca. Les dijo que no nos molestasen. No molestéis a los chicos. 

Me molestan muchas cosas en esta vida, que me bufen, levantarme a las seis y seis minutos, quedarme sin un buen plan, las patatas a la riojana, las obras del metro un sábado por la mañana, el maltrato contra las mujeres, que cierren el ChillidaLeku, que los días no tengan treinta horas, que en el campus de Leioa no haya una facultad de letras, que el latín vulgar sea tan así, que los formalistas rusos pensaran en el arte como artificio, que estén prohibidos los crucifijos en los colegios, que no me hayan convalido un cursillo que hice, que mi madre quiera poner piña en los canapés de Navidad, que haya niños que se queden sin padres demasiado pronto, que en Nochevieja siempre llueva, que en carnavales nunca me termino de disfrazar de duende, que me dejen de hablar, perder el metro por diecisiete segundos, que el autobús me deje dolor de espalda, que me pongan cara rara cuando digo que estudio filología hispánica, que me vaya a morir un día sin haber vivido en el año tres mil...

Me molestan muchas cosas en esta vida, pero que se acerquen los niños a nosotros para quitarnos la nieve del coche y jugar con ella. Eso no molesta. No puede molestar. No es que no deba, es que es imposible. Tal vez en un mundo paralelo pueda ocurrir, en el mío no. Teníamos que haberle dicho a la madre No molestan. Son un regalo. Con qué cara íbamos a decirles que no se tirasen nieve, si nosotros hacíamos lo mismo. Si la nieve no era nuestra, nos la habían dejado a la puerta de casa como si nos estuvieran diciendo ¡Sorpresa! Esto sí que no os lo esperábais, ¿eh?


¿Lo mejor de aquello?

Que los niños nos dijeron adiós con la manita cuando nos fuimos.

Eso sí que no tiene precio.

Qué desgraciada la gente que se pierde esos gestos, ¿verdad? 
:)


jueves, 2 de diciembre de 2010

22.

Zaqueo, conviene que hoy entre en tu casa. 
Hoy ha llegado la salvación a esta casa.

 El dibujo es de la chicagato
Igual que cuando me hablan de camino no puedo evitar verle otro sentido que no es el que todo el mundo tiene en la cabeza al pensar en un camino, tampoco una casa lo veo igual. Eso me pasa por juntarme con psicólogos. Un día estás tranquila y te dicen "Dibuja una casa". Y eso hice. Un tejado, con chimenea, de dos plantas, con dos ventanas que tenían hasta cortinas. Y una puerta.

Eso... eso que has dibujado dice mucho de ti. No sé cómo estás ahora, pero lo que sí sé es que esa casa eres tú y la puerta está cerrada.




(Menos mal que aquello fue en junio. Si ahora dibujara una casa sería con una gran puerta y sin cerrar :)

miércoles, 1 de diciembre de 2010

21.

el alzheimer se produce porque se rompen ciertas conexiones del cerebro. vuestra memoria funciona por conexiones entre ellas. gran invento, la memoria. si no te acordaras de lo que haces, podrían reconstruirte tu memoria día a día, quizá engañándote, quizá no. ¿recordaréis esto dentro de muchos años? espero que no. espero que recordéis los días alegres, los días que merecen la pena, y no las clases de filosofía en las que comenzamos hablando de descartes y acabamos con el alzheimer. pero espero que a mí me recordéis. las fechas, los nombres, todo eso quizá se puede olvidar. pero nunca se olvida a las personas.

martes, 30 de noviembre de 2010

20.

Chicos, la amistad es un reflejo involuntario. 
Sucede y punto.


No puedes evitarlo.

lunes, 29 de noviembre de 2010

19.

Gandalf, viejo amigo. 


Esta va a ser una noche memorable.


Tiene que ser guay eso de salir a la puerta de tu casa, sentarte, hablar y ver las estrellas, ¿no? Vivir en un bosque, tener una casa en un árbol, dormir al raso, vivir con lo puesto, hacer hogueras y viajar en caballo.

Es peligroso, Frodo, cruzar tu puerta...

domingo, 28 de noviembre de 2010

18.

Me aterran las casualidades y, sobre todo, las decisiones. Conocer a alguien, oír hablar de algo, y quizá por no decir que no, o por simple intuición, sin una razón lógica y razonada.

Y antes de que te quieras dar cuenta, acabas de darle la vuelta a tu destino - o al que tú siempre pensaste que sería tu destino - y ya no ves la vida sin ese algo que la cambió entera, de arriba a abajo.

Yo, al menos, no quiero una vida en la que no haya menesianos. 

Se colaron por casualidad. Me aterroriza que se vayan.

sábado, 27 de noviembre de 2010


vividor, ra.

1. adj. Que vive.

2. adj. vivaz (que vive mucho tiempo).

3. adj. Dicho de una persona:  Económica y que busca modos de vivir.



este es un adjetivo que desde hace un tiempo me dicen mucho, y la rae no va mal desencaminada. 

pues sí, ¿qué pasa? mis prioridades son las que son y estoy muy contenta con ellas. prefiero salir a vivir antes que encerrarme en casa a estudiar.

viernes, 26 de noviembre de 2010

¿Te gustaría tener una identidad guay?

¿A ti no te gustaría tener una identidad guay? A mí me gustaría ser de Bilbao, por ejemplo.



Hay algunos que tenemos suerte y ya somos de Bilbao. Bilbao es lluvia casi siempre, tráfico muchas veces, la gran Vía soleada, el Corte Inglés, las librerías escondidas, Santutxu y todo lo que conlleva, el Teatro Arriaga, la Catedral de Santiago, el Arenal, el Ayuntamiento, Marijaia, Termibus, el metro, Basurto donde yo nací. Porque le pese a quien le pese, vivo en los alrededores, pero morirse en Bilbao...

jueves, 25 de noviembre de 2010

17.

Por el oído, nos entran las sensaciones.

Flipa. FLI-PA.

Hay ciertas cosas que nunca he entendido. Una de ellas es la eterna batalla entre ciencias y letras. No entiendo por qué siempre estamos peleándonos, la ciencia es mejor, las humanidades son mejores.

Quizá esto suene a postura derrotista de alguien que cree que la ciencia es mejor e intenta igualar lo que estudia con lo que nunca alcanzará.

Pero no es que no me gusten las ciencias. No me gusta estudiarlas, me aburre, nombrecitos complicados, bacterias de mil y un formas. Me aburre estudiarlo. Pero que me lo cuenten... por qué no.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Donosti, cuánto mina has hecho al mundo.

Porque qué haríamos sin los pequeños detalles de cada día, las risas en italiano, los post-it con frases bobas, las miradas que casi matan y los hamaiketakos sorpresa.

Eso solo puede pasar cuando convives con alguien de San Sebastián.

Surfeando sobre el peine, cara a cara con el mar...



martes, 23 de noviembre de 2010

Sembrando con verde esperanza.

Si no es contigo, amigo, nada soy yo.

¿Con qué va a ser si no?
¿Con quién va a ser si no?

lunes, 22 de noviembre de 2010

16.

Una relación va bien
cuando te ves grande a los ojos del otro.



(La frase es de lo mejor que Goiz me enseñó el curso pasado)

domingo, 21 de noviembre de 2010

De cuando vives algo grande.

¿Sabes qué me ocurre siempre que vivo algo así? Que pienso que no habrá más. Que ésta ha sido la vez insuperable. Pero Iván me dijo en Valladolid que esto no se acaba, que después de una grande, siempre hay otra más que vivir.




Eso es lo bueno, que siempre queda una más :)

viernes, 19 de noviembre de 2010

15.

Me abro al cierre.


Eso puede significar muchas cosas. ¿Harry Potter? Sí, también, pero es algo más complejo que un fanatismo. Puede significar que me gusta llevar la contraria, que levanto mis ánimos cuando la gente desiste. Que tengo fuerzas de ave fénix, y renazco de mis cenizas.

Que el final sólo es el principio de algo. Que es en los peores momentos cuando hay que hacer acopio de fuerzas y dar el máximo. "Estoy a punto de morir", eso dijo Harry. Y se abrió, cuando todo parecía haber terminado. Acabó por triunfar. Abrirse al cierre es echar a andar cuando parece que las piernas no responden. Es encontrar un recurso, una esperanza, un milagro.

Es renacer.

Es abrir una ventana al cerrarse la puerta.

Para que todo continue, y el círculo siga.

Para que no haya nunca un fin.



(Paula es genial. Paula me contó todo esto una vez. Paula es una buscadora de sonrisas y de ángeles, por eso sabe tanto de la vida.
Hoy la veo en el cine.)

jueves, 18 de noviembre de 2010

14.

¡Sonríe!

 Efectivamente. Un caso crónico. Hágame caso, vaya a buscar a su chica, que la vida pasa volando...


... especialmente la parte que vale la pena vivir.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

No importa si te has caído, vuelve a levantar.

Por tradición y cultura, el tenis de mesa es un coto casi privado de los palistas asiáticos, sobre todo chinos. Que exista ese ‘casi’, sin embargo, hay que agradecérselo a José Manuel Ruiz, entre otros.
Subcampeón paralímpico y campeón de Europa, el granadino conquistó tres medallas en los recientes Mundiales de Gwangju: un oro en open; una plata por equipos, y un bronce en la modalidad individual. En el próximo ranking mundial, que se actualiza cada tres meses, regresará al número 1. "¡Eso espero!".
Es profesor de Educación Física en Guadix, padre de una niña y a la espera de otro vástago
Ruiz (1978), profesor de Educación Física en Guadix, padre de una niña y a la espera de otro vástago, no sólo es uno de los mejores deportistas discapacitados de España. Lo es del mundo. Palabras mayores.

¿Le incomoda esa etiqueta que se emplea, ‘discapacitado’?
Es una moda, como decir ping-pong o tenis de mesa. 

¿Y no son lo mismo?
¡Vamos a llevarnos bien! –ríe. Ping-pong suena más a billares, no a alta competición.

Agenesia congénita
Por una agenesia congénita, Ruiz nació sin su brazo derecho completo. "Desde pequeñito siempre me vi sin esta parte. Otros, ya sea por accidentes u otras causas, han perdido algo que antes habían usado. Yo no. Nunca eché en falta nada. Crecí así y siempre hice todo tipo de actividades", explica.

Hasta que, entre partidos de fútbol y baloncesto con los amigos, surgió el flechazo por las palas en una prueba en las escuelas municipales. "Tendría 13... y me enganchó".
El afán de superación, el sacrificio..., todo eso de lo que hablaba CoubertinDespués llegó su evolución, el trabajo con Juan Requena, con Vladimir Choubine, el apoyo del club Caja Granada... Durante varias temporadas, incluso, compitió en diferentes clubes de la Superdivisión, el campeonato liguero.
"El afán de superación, el sacrificio..., todo eso de lo que hablaba Coubertin, el fundador de los Juegos, lo encarnan los discapacitados como nadie. No sólo competimos contra un rival o contra el tiempo si buscas una marca; también lo hacemos contra los hándicaps".

martes, 16 de noviembre de 2010

Al sol le llamaban...

Despertar y verte en Bilbao. Y que lo primero que veas sea hierba verde, de esa que pega con el azul del cielo.

Sí, sí, Solete. Vas a aparecer el sábado. Y no porque a ti te apetezca. Vamos a probar la Teoría del querer. Vas a aparecer porque yo quiero que aparezcas. 

Si quieres algo con muchas muchas muchas fuerzas...







lunes, 15 de noviembre de 2010

Me niego a crecer

para seguir disfrutando como un niño.

(no soy de jugar a la lotería, pero el anuncio de Navidad es un mítico. es como comprar papelillos para tirar por la ventana en nochevieja o escribir la carta a los Reyes Magos o mirar atrás para ver qué rápido se han pasado doce meses o colocar el Belén o poner los zapatos en la cocina la noche del cinco de enero. El Corte Inglés ya está haciéndome pensar en Navidad, cachis en la mar.)

domingo, 14 de noviembre de 2010

13.

Si estás mal, no es por lo que hay en tu exterior. Puede que le eches la culpa a tu familia, a tu casa... Pero el problema no es lo de fuera. El problema y la solucón está en ti. Tienes que sacar todo lo bueno que tienes dentro y aplicarlo a las pequeñas cosas. Y entonces, Sofi, serás feliz.




Si no fuera porque eres sacerdote y esto es una blasfemia, Gilles, diría que eres Dios. Siempre que me encuentro contigo me dices una frase para el recuerdo :)

sábado, 13 de noviembre de 2010

12.

Para construir algo grande hay que empezar por lo pequeño.


(las grandes historias empiezan saliendo por la puerta de casa con una mochila a la espalda. Sandra y yo nos conocimos en a Valladolid y nos descubrimos en el camino de Santiago. no considero a Sandra una amiga. es algo más, algo que no se puede etiquetar, algo especial. es de misma familia, ¿qué más puedo pedir? jamás entenderé los cumpleaños. cada día debería darse gracias por existir)

viernes, 12 de noviembre de 2010

BOBA.

últimamente el recurso más recurrido para referirse hacia mi persona.

«El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro, examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida».

Pues sí, boba. Por no saber aprovechar cada día como si fuera un regalo.

Hace poco le decía a alguien que cada día me gustan menos los cementerios. No ha pasado ni un mes y ya voy a tener que ir dentro de poco. Antes de fin de año al menos.

Miren, hoy estoy contigo en Elorrio. Patxu handi bat zuretzat.

jueves, 11 de noviembre de 2010

¿Casualidades? No, gracias.

Levantarte por la mañana, ir caminando al metro y acordarte de una persona en concreto. Reirte por dentro al pensar en ella, que se te escape la risa por fuera, te miran, tal vez piensen que estás loca pero da igual.



Que esa persona doce horas más tarde te tire del gorro del abrigo y te dedique su gran sonrisa, no tiene precio.










Sara,
          más
                           pequeña                   
                                 pero  
                                                           infinitamente
                                                                      más
                                               grande.